Novetats al mercat

Smartphones amb zoom

Tot i que aquest bloc no està dedicat a la tecnologia, es evident que a la pràctica de les activitats a l´aire lliure, la seva utilització i importància cada vegada es mes important.

Només hem de pensar amb els gadgets o estris que formen part d´una sortida a la muntanya: telèfons, GPS, càmeres fotogràfiques, videogravadores, … fins arribar a la roba amb prestacions cada vegada mes sofisticades.

Respecte als telèfons, molta usuaris aprecien els smartphones per vàries raons: accedir a internet en llocs remots; utilitzar el mòbil com a GRS i alhora com a càmera de fotografia. Pels usuaris no gaire exigents, s´arriben a obtenir fotografies realment dignes.

Ara toca obrir un nou mercat -s´ha de vendre nous estris- i es incorporar zooms externs, que poden suplir la manca d´òptica de la nostra càmera.

Us fem arribar la notícia publicada al diari EL PAÍS, el dia 16/09/2013.

Sony lanza el ojo remoto, un zoom que se dispara a distancia

El accesorio Cyber-shot QX100 lleva disparador propio y tarjeta de memoria y se dispara a distancia

Ramón Peco Madrid 13 SEP 2013 – 19:29 CET8

 

Robert Capa dijo que si una foto no es buena el motivo es que no se está lo suficientemente cerca. O no tienen un buen zoom, como es el caso de los teléfonos inteligentes. Para acabar con este fallo de los smartphones,Sony presentó en la pasada feria IFA de Berlín, dos productos que no termina de estar claro si son una excentricidad poco práctica o una innovación genial.

Zoom SONY QX100

Se trata de las Cyber-shot QX10 y QX100. Son cámaras sin pantalla, en realidad ojos remotos, con la capacidad de acoplarse a un smartphone, ya sea con sistema operativo Android o el iOS del iPhone.

Para comunicarse con estos ojos remotos se emplean conexiones wifi o el sistema de proximidad NFC y una aplicación. Pero no solo eso. Estos ojos cibernéticos también pueden utilizarse independientemente, sin necesidad de acoplarse a un teléfono o tableta, pues en el caso del QX100 incluye disparador y tarjeta de memoria.

Ambos modelos permiten acercarse o alejarse con mucha flexibilidad del motivo que se quiere fotografiar, pues sus objetivos abarcan un amplio rango de distancias focales (28-100 mm), además de tener una abertura máxima de diafragma de F/1.8. Al usarlos, también aumenta la calidad de las fotos. Sobre todo en el caso de la QX100, pues cuenta con el mismo sensor de imagen de la cámara Sony RX100 II.

Estos ojos cibernéticos también pueden utilizarse independientemente, sin necesidad de acoplarse a un teléfono o tableta, pues en el caso del QX100 incluye disparador y tarjeta de memoria

La vanguardia se paga y más si es tan espectacular como la de Sony. El precio del QX10 es de 200 euros y el de QX100 450 euros, a los que habría que añadir el precio del smartphone para disparos en remoto.

La óptica era una asignatura pendiente de los smartphones, pero comienza a paliarse. Hasta la fecha sólo hemos visto en España dos teléfonos cuyas cámaras disponen de zoom óptico, Ambos de Samsung.

Samsung G800 y S4 Zoom. El G800, de 2008, y el reciente Galaxy S4 Zoom. El primero, que disponía de un zoom de tres aumentos, pasó sin pena ni gloria por los escaparates. El segundo tampoco se deja ver demasiado, seguramente porque cuesta recordar un smartphone más voluminoso y feo. Parece una cámara con un móvil pegado que lo contrario. Pero, eso sí, las fotos que capta quizás compense pagar 500 euros.

Lumia 1020 de Nokia.

El zoom óptico no es el único camino para que podamos fotografiar un motivo que se encuentra lejos de nosotros sin desplazarnos. Resulta interesante la tecnología PureView que usa Nokia en su Lumia 1020, el teléfono con más resolución del momento.

Este móvil dispone de un sensor de imagen con 41 megapíxeles de gran tamaño, que supera incluso al de algunas cámaras compactas de gama alta. La gran superficie de ese componente aumenta la calidad de imagen al hacer fotos y vídeos. Sobre todo con poca luz.

A pesar de contar con un objetivo de focal fija podemos usar el zoom digital con el Lumia 1020. En Nokia han logrado que, a diferencia de lo que sucede con esa función en otros teléfonos móviles, no haya una pérdida apreciable de calidad en las imágenes.

El truco está en lo que se denomina el sobremuestreo de píxeles. Si rebajamos sus 41 megapíxeles a 8 o a 5 podemos realizar un recorte en la foto con los píxeles sobrantes.

El efecto es idéntico a usar un zoom óptico. Suena retorcido, pero a la hora de la verdad el sistema funciona bastante bien. Al menos eso pudimos comprobar al probar el Nokia 808, un predecesor directo de este Lumia 1020 equipado con una tecnología idéntica.

Sony Xperia Z1. Presume de disponer de un zoom digital de ocho aumentos con calidad similar a uno óptico. Cuenta con un sensor de 20 megapíxeles. El tamaño de ese componente es mayor de lo que estamos acostumbrados a ver en la cámara de un teléfono, pero se queda lejos del que incorpora el Nokia Lumia 1020. Por lo que parece poco probable que ese modelo de Sony logre igualar la tecnología PureView de zoom digital que usan los finlandeses. Aunque habrá que esperar a probarlo para ver su efectividad.

 

Pros y contras.

Cada uno de estos modelos tiene sus pros y sus contras. Si lo que buscamos es calidad de imagen el Nokia Lumia 1020 y el módulo QX100 de Sony se llevan la palma. Ambos cuentan con sensores de tamaño similar y un objetivo de calidad. Aunque el segundo dispone de un zoom óptico de 3,6 aumentos frente a los 3 aumentos que es capaz de lograr el primero usando PureView.

 En lo que sale ganando el Nokia es en tamaño. Abulta mucho menos que cualquier otro móvil al que añadamos el módulo de Sony. Pero también en la velocidad de respuesta. Pues hay un lapso de tiempo desde que disparamos desde el móvil con QX100 hasta que se almacena en él.

 Los que buscan acercarse al máximo a un objeto preferirán los objetivos de 10 aumentos del modulo Sony QX10 y del objetivo del Samsung Galaxy S4. Ambos cuentan con sensores de idéntico tamaño y similar resolución, 18 megapíxeles el primero y 16 el segundo. La gran ventaja de los módulos de Sony es que son de quita y pon y pueden usarse separados del teléfono, ideal para autorretratos. Aunque en velocidad de respuesta gana el Samsung.

 El Sony Xperia Z1 se queda a mitad de camino, pero guarda un importante as: su resistencia al agua. Permite su empleo en días lluviosos sin que pase a mejor vida.

 Queda por ver si todas estas propuestas lograrán hacerse un hueco entre los que no sean unos entusiastas de la fotografía, pues ninguna es barata.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s